3 razones por la cual que tus habilidades en ventas tu darán más éxito en tu vida

Ventas B2B

3 razones por la cual que tus habilidades en ventas tu darán más éxito en tu vida

Las ventas B2B y la forma en que vives tu vida están más relacionadas de lo que piensas.

No nos enseñan a vender en el colegio, cuando… DEBERÍAN.

La verdad es que ni siquiera en la universidad enseñan sobre el tema de las ventas. Muchos simplemente aprenden por necesidad en sus trabajos y por eso tantos vendedores tienen fama de “fastidiosos”, porque no han tenido a nadie que les enseñe a hacerlo o a tener una estrategia.

Esta es la razón por la que hoy quiero compartir contigo 3 ejemplos cotidianos que te ayudarán a ver, el porqué ser buen vendedor te ayudará en cualquier dimensión de tu vida, tanto personal como profesional.

 

1) PUEDES ENCONTRAR TU MATCH PERFECTO

 En el mundo actual, esperar a que tus amigos te den “referidos” para encontrar a una persona que te atraiga y puedas formar una relación después de conocerla, es cada vez menos habitual que antes, y es por esto, que las apps de citas ahora son protagonistas.

¡Yo lo sé porque así conocí a mi prometida Andrea en Bumble!

Y si lo piensas… estas apps son igual a un juego de “prospección” (como en las ventas), en donde ambas partes, después de conversar, analizan si hacen “match” con la otra persona respecto a sus “necesidades” y gustos específicos. Si es así, habrá un cierre. Que puede ser una salida o incluso un noviazgo.

Al igual que en las ventas, si tú no te involucras en la conversación, es muy probable que la otra persona tampoco y, por lo tanto, perderás oportunidades.

Y algo más… en estas apps solo podrías tener éxito si te haces visible, ¿no es verdad? Al igual que en el mundo B2B donde cada vez más solo existes si tienes un perfil de LinkedIn y contenido que te establezca como autoridad.

No basta que vivas solo de referidos, ¡Hazte visible y ve a buscar oportunidades! No sabes si el prospecto o “match” perfecto está a la vuelta de la esquina esperando por ti.

  

2. TENDRÁS MEJORES RELACIONES INTERPERSONALES

La habilidad de vender se trata en gran parte de persuadir y negociar, habilidades esenciales para las relaciones interpersonales exitosas. Aquí hay algunas razones por las que ser un buen vendedor puede ayudarte a mejorar tus relaciones personales:

  • Conocer a tu audiencia: como vendedor, debes conocer a tu audiencia y comprender sus necesidades y deseos. Lo mismo se aplica en las relaciones interpersonales: para tener éxito, debes conocer a la otra persona y entender sus necesidades, deseos y personalidad. Al ser capaz de “leer” a las personas y comprender lo que les importa, podrás establecer una conexión más fuerte y profunda con ellas.
  • Negociación: la negociación es una habilidad importante en la venta y también en las relaciones interpersonales. En ambos casos, se trata de llegar a un acuerdo que beneficie a ambas partes. Al ser un buen negociador, podrás llegar a acuerdos mutuamente beneficiosos en situaciones como la toma de decisiones familiares o la resolución de conflictos con amigos (o tu pareja).
  • Persuasión: la persuasión es una habilidad importante para los vendedores, ya que deben convencer a los clientes de que compren su producto o servicio. Lo mismo se aplica en las relaciones interpersonales: a veces, debes persuadir a los demás de que acepten tus ideas o de que tomen ciertas acciones. Un buen vendedor tendrá una mejor capacidad de persuasión y podrá convencer a los demás de manera efectiva y ética. Piensa en la próxima vacación que quieres tomar con tus amigas/amigos 😉

En general, la habilidad de vender se trata de comunicación efectiva, comprensión de las necesidades de los demás, negociación y persuasión. Estas mismas habilidades son esenciales para tener relaciones interpersonales exitosas y satisfactorias.

  

3. NO ACEPTARÁS “NO” CÓMO UNA RESPUESTA

Quiero contarte una anécdota que podrá servirte para sobrepasar un “no”, tanto en las ventas como en la vida.

El año pasado fui a un evento de ventas en Atlanta junto a mi prometida y el último día quisimos ir a un restaurante famoso, que tiene una vista preciosa hacia la ciudad.

Cuando llegamos al lugar, cuál sería nuestra sorpresa cuando la recepcionista nos dijo: “Disculpe, aquí solo recibimos a personas con reservación”.

A lo que contesté: “Mira… me encantaría terminar mi experiencia en Atlanta en este restaurante… vinimos desde Colombia y yo soy de Australia, me recomendaron este lugar y quisimos venir porque esta es nuestra última noche….  ¿Podrías hacernos el favor?

Sin dudarlo, la recepcionista nos dijo que haría la excepción considerando que era nuestra última noche en la ciudad y quería que estuviera a la altura.

Aquí el punto clave que quiero resaltar es que NO ME DETUVE por recibir un NO. De hecho, me apalanqué de esta respuesta para mostrarle a la recepcionista el porqué sería buena idea apoyarnos en nuestro objetivo.

La palabra mágica para que esto pasara es la palabra en negrita que destaqué atrás… “Porque”. Cuando le das un porqué a tu prospecto, entenderá que hay una razón y estará más dispuesto a escucharte.

Esto puedes aplicarlo a tus llamadas en frío, seguimientos y a cualquier “no” que te encuentres en la vida. No te detengas por lo “noes” que recibas, apaláncate de ellos.

Por último, solo quiero hacerte este recordatorio: si piensas que las ventas son algo que solo aplicas en tu lugar de trabajo, estarás gratamente sorprendido cuando te des cuenta que todo lo que aprendas, también podrás aplicarlo a tu vida para hacerla mejor en todos los aspectos.

Te lo digo yo que pude “cerrar el trato” con mi hermosa prometida Andrea, con la que en contadas semanas me voy a casar… ¿Ya mencioné que trabaja en compras? 😉

Si te gustaría ver más ejemplos reales de cómo podrías mejorar en muchos aspectos de tu vida gracias a las ventas, te comparto este gran episodio con mi amigo Pedro Hispán:

 

 

 

Deja tu opinión aquí

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.

× ¿Cómo puedo ayudarte?